3. (Septiembre 2004) Internet y Matemáticas para Educación Primaria
DivulgaMAT
Inicio - DivulgaMAT Facebook - DivulgaMAT Twitter - DivulgaMAT

3. (Septiembre 2004) Internet y Matemáticas para Educación Primaria
PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Alberto Bagazgoitia   
Miércoles 01 de Septiembre de 2004
Índice del artículo
3. (Septiembre 2004) Internet y Matemáticas para Educación Primaria
Página 2
Todas las páginas

Internet ha llegado a todos los rincones y desde todos los rincones se puede acceder a Internet, lo que quiere decir que, por una parte, tenemos a nuestra disposición gran cantidad de información, de recursos, de propuestas y actividades que se plantean en cualquier lugar del mundo, y por otra, que nosotros también podemos poner a disposición de los demás nuestras experiencias o recursos que generamos.

Es verdad que las exigencias técnicas del medio hacen que un “profesor normal” se encuentre con dificultades para poder mostrar al mundo su trabajo, pero no es menos cierto que cada vez se anima más gente, no sólo asociaciones o grupos con una estructura potente que les apoye, sino también personas individuales que con su trabajo, ilusión y esfuerzo presentan propuestas interesantes y novedosas.

A día de hoy si ponemos “Matemáticas educación primaria” en el Google aparecen 66.500 páginas que seguramente habrán aumentado cuando estas líneas vean la luz. Así pues, en este maremagnum de información se hace imprescindible una guía, unos principios que inspiren la necesaria selección que transforme en útil lo que de otra forma sería una maraña, un caos del que difícilmente podríamos salir. ¿Quién no ha invertido horas buscando en la red determinados contenidos y después de desviarse consciente o inconscientemente ha terminado con la sensación de haber perdido lamentablemente el tiempo?

Nuestro objetivo es simplemente dar unas líneas orientativas y proporcionar algunos ejemplos concretos que creemos pueden ser útiles e interesantes para el que se inicia en la búsqueda de materiales en la red. Si tuviésemos que citar alguna de las características fundamentales y novedosas que nos ofrece el ordenador, destacaríamos en primer lugar la interactividad: es decir, la posibilidad de que el usuario, el aprendiz experimente con el programa, manipule y modifique determinados parámetros o figuras y observe los cambios que se produzcan. Los resultados o efectos producidos deberán servir para promover la necesaria reflexión y esfuerzo mental que permita la construcción de los conceptos o la comprensión profunda de la situación problemática planteada. Este es desde nuestro punto de vista el aspecto más importante que aportan las Nuevas Tecnologías al aprendizaje de las matemáticas, y el maestro debería estar atento a que la actuación del alumnado no se reduzca a una mera manipulación, y es que la experiencia nos dice que ese riesgo es absolutamente real, sino que debería asegurarse, mediante las preguntas o sugerencias adecuadas de que se produce esa verdadera comprensión.

Por otra parte, hay que reconocer que el mundo educativo, que parece que quiere romper la tendencia a permanecer de espaldas a las novedades tecnológicas que se van incorporando a la vida cotidiana, cuando incorpora al aula alguna de ellas, la calculadora puede ser el caso más significativo, lo hace sin modificar los objetivos tradicionales. Y aunque los planteamientos teóricos de los curriculum van por un lado, se pretende utilizar las nuevas herramientas para seguir trabajando con el mismo enfoque tradicional que, por ejemplo, centra el aprendizaje de la aritmética y del álgebra en el aprendizaje de algoritmos o destrezas de cálculo.

Así pues, la introducción en la enseñanza de un recurso nuevo, y con mayor razón si hablamos de un recurso de las posibilidades que se le adivinan a Internet, debería ir acompañado de una reflexión sobre todos los aspectos del currículo: objetivos, contenidos, metodología,... Es decir, no se trata de hacer lo mismo de otra manera, ¿o sí?, sino replantear qué es de verdad lo realmente importante en la educación matemática, la importancia del tipo de actividades que se plantean, la necesidad de plantear actividades de resolución de problemas o de investigación que fomenten el razonamiento, que prioricen la comprensión, en un ambiente donde se anime a opinar, conjeturar, sin miedo al error,...

No nos extenderemos más en consideraciones generales, sólo recordar la cita de Plutarco: “La mente no es un cajón que hay que llenar, sino un fuego que hay que encender”. A continuación se presentan algunas páginas concretas que consideramos interesantes:
 


 

© Real Sociedad Matemática Española. Aviso legal. Desarrollo web