Los Elementos de Euclides en castellano - 2. Orígen y transmisión de los Elementos
DivulgaMAT
Inicio - DivulgaMAT Facebook - DivulgaMAT Twitter - DivulgaMAT

Los Elementos de Euclides en castellano - 2. Orígen y transmisión de los Elementos
PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Juan Navarro Loidi (Instituto de Bachillerato a distancia de Gipuzkoa)   
Martes 01 de Noviembre de 2005
Índice del artículo
Los Elementos de Euclides en castellano
Índice de la exposición
1. Presentación
2. Orígen y transmisión de los Elementos
3. La Antigüedad
4. La Edad Media
5. El Renacimiento
6. Las versiones en Lenguas Vernáculas
7. Las ediciones de los Elementos en español
7.1. Introducción
7.2. Rodrigo Zamorano
7.3. Luis Carduchi
7.4. Arte y Uso de Arquitectura
7.5. Andrés Puig
7.6. José Zaragoza
7.7. Sebastián Fernández de Medrano
7.8. Jacobo Kresa
7.9. Escuela de Palas
7.10. Francisco Larrando de Mauleón
7.11. Pedro de Ulloa
7.12. Tomás Vicente Tosca
7.13. Antonio José Deu y Abella
7.14. G. Álvarez y B. Martínez de Velasco
7.15. Traducción de Simson
7.16. Juan Justo García
7.17. Pedro Giannini
7.18. Los siglos XIX y XX
Todas las páginas

2. Orígen y transmisión de los Elementos

Es difícil asegurar algo sobre una obra escrita hace más de dos mil años de la que no se conserva ninguna copia antigua. Pero los estudiosos, partiendo de muchas fuentes distintas y de análisis matemáticos, lingüísticos y arqueológicos de los textos encontrados, se han puesto de acuerdo en una redacción que se cree que es, aproximadamente, la versión de los Elementos que se utilizaba en la antigua Grecia. Además. la hipótesis más aceptada es que ese texto lo escribió un matemático llamado Euclides que vivó realmente en Alejandría en los ss. IV-III a. d. C.

Euclides enseñando, detalle de “La Escuela de Atenas” de Rafael
Euclides enseñando, detalle de “La Escuela de Atenas” de Rafael

Retrato de Pitágoras
Retrato de Pitágoras

No se cree que el tratado que conocemos sea la obra colectiva de varios autores diferentes. Ni que sea el resultado de la labor de varios compiladores y comentaristas posteriores sobre algunos libros antiguos de geometría, aunque algunos historiadores lo defienden. Eso no quiere decir que todo lo que está en los Elementos fue descubierto por Euclides. Como en todos los libros que contienen las bases de una ciencia en este tratado se han incorporado las teorías de varios sabios anteriores. Se cree que los libros II, IV, VII, VIII y IX desarrollan teorías descubiertas por matemáticos de la escuela pitagórica. Los libros V y XII reproducen resultados que se atribuyen a Eudoxo. El libro XIII se considera que tiene su origen en los escritos de Teeteto.

Además, Euclides debió inspirarse en otros tratados de geometría anteriores, como los de Hipócrates de Quios, Leon o Teudio de Magnesia, que no han llegado hasta nosotros. Pero la labor de Euclides no fue solamente la de un recopilador. Algunas cuestiones, como el postulado de las paralelas o la generalización del teorema de Pitágoras del libro VI, se cree que fueron descubiertas por él.

Sobre todo, supo presentar los resultado con un orden y una coherencia que superaban las de todos los matemáticos anteriores, de tal forma que los escritos de sus antecesores dejaron de copiarse y estudiarse hace muchos siglos.

Postulados, Elementos versión latina de Campano editada por  Ratdolt (Venecia, 1482)

Postulados, Elementos versión latina de Campano editada por Ratdolt (Venecia, 1482)



 

© Real Sociedad Matemática Española. Aviso legal. Desarrollo web